¿Cómo vencer el miedo? Psicólogos en Lima

Por: María Andrea Ganoza

Vencer el miedo

¿Cómo vencer el miedo? Lo primero que tenemos que saber es que no es fácil. Por el contrario, puede ser muy complicado. Sin embargo, si logramos anteponer lo que deseamos, cada vez seremos más fuertes.

Vencer el miedo implica callar muchas voces

Como siempre explico, el miedo es una emoción y como tal es funcional. Es decir, tiene una función. La función del miedo es protegernos.

Un buen ejercicio es analizar cuándo surgió tu miedo: Ningún miedo existe porque sí. Siempre hay una historia que nos permite saber de qué nos protegió ese miedo.

En mi trabajo como psicólogo en Lima, siempre invito a las personas a recordar cuándo fue la primera vez que sintieron un miedo similar al que ahora es un problema. También pregunto cómo les sirvió ese miedo en ese momento. ¿Te protegió?

Si vamos en la madrugada por una calle oscura de un barrio peligroso, es probable que sintamos miedo; este miedo nos ayuda a estar alertas y poder reaccionar ante los peligros. Sin embargo, el miedo tiene un segundo efecto: Puede paralizarnos.

El riesgo de no enfrentar nuestros miedos es que terminemos paralizados. Eligiendo una vida que no queremos.

Vencer el miedo implica empezar a cambiar

El miedo nos paraliza. Por ello, la estrategia es empezar a avanzar.  De a pocos, a nuestro ritmo, pero haciendo pequeños cambios que nos permitan sentir que vamos ganando algunas batallas.

Como es difícil empezar, algo que nos puede servir es notar en qué momentos hemos logrado vencer o bajar la influencia del miedo en nuestra vida. ¿Cómo logramos hacerlo y qué fue diferente en ese momento?

Necesitamos empezar a reconocer aquellas situaciones en las que hemos logrado vencer el miedo y empezar a construir -de a pocos- más de esas historias de éxito.

“Nunca tendremos la certeza de que las cosas saldrán bien, pero tenemos la certeza de que no intentar es un fracaso asegurado”.

Este estudio te animará a vencer el miedo

Un estudio realizado por Jhon Izo a 200 personas de más de 60 años, concluyó que la mayoría de personas respondía que si pudieran regresar y hablar con su yo joven se aconsejarían arriesgarse.

Después de muchas entrevistas los resultados mostraron que “la mayoría de personas se arrepiente de lo que no intentaron”

Las personas no se culpaban de haber intentado y fallado, sino de no haberse arriesgado. Muchas de las respuestas fueron:

  • “Me diría a mí mismo que lo intente”
  • “No dejes de arriesgar por temor a perder”
  • “Házlo”

Por otro lado, está la investigación de  Bronnie Ware sobre los cinco arrepentimientos que las personas tenemos antes de morir. Esta enfermera asistió a muchas personas antes de morir y el arrepentimiento que encabeza la lista es (nada más y nada menos) que:

  ‘Ojalá hubiera tenido el coraje de hacer lo que quería hacer’

“Tener el coraje de hacer lo que realmente quería hacer y no lo que los otros esperaban que hiciera”.

Esta idea de éxito externa suele ser muy fuerte y puede terminar determinando nuestro camino.

  • La carrera que estudiamos
  • La universidad a la que vamos
  • El trabajo que aceptamos
  • Incluso las personas con las que elegimos relacionarnos.

Seguir nuestra propia idea de éxito puede ser difícil porque implica callar muchas otras voces que nos dicen cómo debemos vivir nuestra vida.

Implica arriesgarnos y asumir riesgos. Entonces el miedo entra y nos impide vivir nuestra vida al máximo.

 

No dejes que el miedo te defina, elige vivir tu vida como prefieres,

Autora: Psicóloga en lima Andrea Ganoza 

 

Todos los derechos reservados para psicólogos en lima de terapia enfocada en soluciones

¿Disfrutaste del artículo? ¡Compártelo!

Calificación:

Deixe um comentário

Be the First to Comment!

avatar
  Subscribe  
Notify of