¿Las terapias para pareja funcionan? 3 factores para que funcionen

Por: María Andrea Ganoza

terapias para pareja

Desde que comenzamos hace 10 años a trabajar realizando terapias para pareja siempre recibimos la misma pregunta: ¿Las terapias para pareja, realmente funcionan? Como en la mayoría de los proyectos en los que nos embarcamos, las terapias para pareja funcionan si las personas involucradas tienen la voluntad de hacerla funcionar. Sin embargo, a lo largo de nuestro trabajo, hemos logrado recoger tres factores clave durante este proceso.

La eficacia de las terapias para pareja va a depender de 3 factores:

1.- El momento en que asisten:

Muchas veces esperamos demasiado para asistir a terapia y solo lo hacemos cuando ya nos hemos herido profundamente.

Varias veces la vergüenza o pensar que es un tabú acudir a terapias para pareja no nos ayuda a poner un freno a las peleas.

Los estudios prueban que cuanto menos se hayan herido y menos tiempo hayan dejado pasar más alto es el nivel de éxito.

2.- El motivo de consulta

Cuando acudimos en crisis o una etapa de cambio:

El ser padres, el duelo o los cambios (de trabajo o de país), son motivos de consulta que tienden a tener mejores resultados. Esto se debe a que podemos aprender estrategias para adaptarnos a estas situaciones.

  • El aprender a trabajar en equipo resulta vital
  • Darnos apoyo mutuo basado en conocer la necesidad de nuestra pareja
  • Aprender a cortar interacciones destructivas
  • Empezar nuevas rutinas (fuera de la logística del día a día) que nos reconecten

Cuando el motivo de consulta son las peleas:

El éxito de las terapias para parejas puede ser muy alto si ambos están dispuestos a aprender a pelear.  Hay que analizar también si detrás de las peleas hay otros problemas ocultos y manejar el malestar emocional asociado a las mismos.

Aquí hay muchas estrategias a aplicar:

  • Como vimos en el artículo “Cómo mejorar la comunicación con mi pareja a veces la creencia de que hablar de los problemas en el momento y solucionarlos no ayuda.
  • Aprender a tomarnos un tiempo para bajar la intensidad en las emociones puede resultar más efectivo.
  • Cuando sabemos calmarnos no solo tenemos la libertad de elegir cómo reaccionar, también podemos trasmitir esta calma a nuestra pareja. Te dejo el articulo Cómo controlar mis reacciones.
  • Rescatar los momentos vividos también ayuda a genera una motivación para cortar las peleas, aquí los terapeutas enfocados en soluciones nos centramos en los recursos que tiene la pareja.
  • Recordar lo mal que puede ir todo si seguimos discutiendo también es de utilidad, pues nos lleva a parar la discusión.

Cuando el motivo de consulta es una infidelidad, el pronóstico no es tan positivo.

La terapia para parejas después de una infidelidad suele estar cargada de frustración y resentimiento. Este peso emocional puede terminar obstruyéndola.

En este tipo de casos algo que suele funcionar es:

  • Terapia individual: Iniciar las terapias para parejas juntos, pero migrar rápidamente a espacios individuales de terapia. Es importante que ambos tengan un espacio emocional para trabajar el dolor y la culpa.
  • Recomiendo que el psicólogo de parejas se centre en permitir un espacio donde botar toda la negatividad emocional y así permitir espacios más libres en el día a día.

Cuando el motivo de consulta es la falta de amor por una de las partes:

Aquí el pronóstico es malo: No existe terapia para el desamor.

Lamentablemente si la otra persona ya dejo de amarnos, no hay mucho que podamos hacer. No podemos obligar al otro a que nos quiera. Es por esta razón que la motivación es un requisito indispensable para las terapias de pareja.

Finalmente, las terapias para parejas no sólo sirven para recuperar la relación, también para tener una buena ruptura.

El bajo deseo sexual, las discusiones y las rutinas son los principales motivos para asistir a terapias de pareja

 

3.- La motivación

Como vimos en el artículo  5 puntos a considerar antes de ir a terapias de pareja, gran parte del éxito de la terapia es trabajar con objetivos similares. Es decir, tener una misma visión para construir la vida en común.

Algunas veces uno de los miembros es el más motivado y entonces se trabaja más con esta parte, generando un cambio que influya en ambos. Sin embargo, es de vital importancia que ambos estén motivados a asistir y continuar juntos.

Cada persona llega con una versión del problema. La tarea del terapeuta es encontrar las similitudes sobre las que se puede trabajar e ir concretándolas.

En conclusión, se recomienda asistir a terapias para parejas cuando: 1) Exista insatisfacción en relación de pareja, 2) ambos miembros la motivación para resolverla y 3) puedan armar objetivos en común.

 

Estás Buscando un psicólogo de parejas? 3 cosas a tener en cuenta

Nuestro equipo de Psicólogos de pareja:

MARIA ANDREA GANOZA

LIZT LOZANO

  • Psicóloga  Colegio de Psicólogos del Perú
  • Magíster en Psicología Clínica(UNIFE).
  • Terapeuta de Pareja. Counselling Institute of Atlanta.
  • Diplomada Internacional de Terapia narrativa (PRANAS – Chile)
  • Terapeuta Gestalt l Instituto de La Familia (IFAMI).
    PNL Nivel practitioner (ESSALEN INSTITUTE – PERÚ),
  • Orientación y promoción familiar (Pontificia Universidad Católica del Perú).
  • Miembro asociada internacional del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos (España).

DANIEL PINASCO

  • Psicólogo – Colegio de Psicólogos del Perú
  • Terapeuta Enfocado en Soluciones CSF– Nueva York
  • Maestría en Psicología Clínica de niños y adolescentes – USMP
  • Formación en Orientación Familiar y de pareja – Centro Peruano de Terapia Familiar y de Pareja.
  • Formación en Mindulness based stress reduction – Conciencia Plena Perú

 

 

*Todos los derechos reservados para los psicólogos en lima de terapia enfocada en soluciones

¿Disfrutaste del artículo? ¡Compártelo!

Calificación:

Deixe um comentário

avatar
  Subscribe  
Notify of