Ansiedad por coronavirus: 6 tips para manejarla

Por: María Andrea Ganoza

22 de marzo de 2020

ansiedad por coronavirus

 

La ansiedad en los tiempos del coronavirus

Ante los cambios que estamos atravesando es normal que experimentemos ansiedad. Cuando las noticias de una enfermedad afectando a una ciudad entera sonaban lejanas, nadie se esperaba la actual magnitud del problema. Y es que pocas veces hemos oído la palabra “pandemia” en nuestro época

Cuando de miedo se trata, nadie está solo, todos tenemos distintos niveles de ansiedad y miedo. Y para entender nuestra respuesta a estas situaciones de estrés, debemos volver a la raíz del asunto y pensar:

Finalmente, el miedo y  la intranquilidad que suelen generan los medios no hacen sino complicar nuestra tranquilidad emocional.

¿Por qué siento miedo?

El miedo ha sido siempre una respuesta natural de nuestro cuerpo frente al peligro. Al igual que muchos animales, sentimos miedo frente a amenazas para ser capaces de ponernos a salvo. Si nuestro pulso se acelera cuando miramos a un perro rabioso a los ojos, o liberamos adrenalina cuando oímos la bocina de un auto justo antes de cruzar la calle, podemos entender que es una respuesta natural y frecuente al peligro.

Como una herramienta, el miedo nos ha servido para sobrevivir a lo largo de los siglos. Pero a diferencia de los animales, nuestros miedos pueden ir más allá de las amenazas físicas inmediatas de un depredador.

Hemos desarrollado la capacidad de teme al futuro, y a las situaciones que no podemos controlar, incluso a situaciones que no sabemos si sucederán.

Cuando sentimos miedo nuestro cuerpo se prepara para huir o para enfrentar la situación, pero si la situación no esta en el presente la reacción es sentirnos paralizados.

Y aunque sentir este tipo de miedo suele representar una ventaja cuando a prevención se refiere, no podemos responder con la misma inmediatez a una preocupación sobre el futuro.

¿Qué puedo hacer para controlar el miedo?

En la coyuntura actual, la “ansiedad por coronavirus” que muchos sentimos es precisamente el resultado de miedos por cosas que escapan a nuestro control. Aquí veremos algunos tips para aprender a manejar y entender estas emociones:

  • No busques alivio constante en las noticias

Aunque sea tentador abrir el buscador cinco veces al día para encontrar buenas noticias, ten en cuenta que esta es una solución temporal, y es más probable que termines por encontrar información que no te deje del todo satisfecho/a.

Si nuestra respuesta automática a la ansiedad se vuelve el dirigirnos a Internet en búsqueda de seguridad, crearemos una relación de dependencia que, más temprano que tarde, no jugará a nuestro favor. Por ello es recomendable buscar un espacio de tranquilidad en un ambiente más bajo nuestro control.

  • Recuerda qué cosas puedes controlar

Tanto tiempo en casa tarde o temprano nos hace voltear a ciertos aspectos cotidianos de nuestra vida que solemos dar por sentado pero que, en retrospectiva, influyen mucho en cómo nos sentimos.

Nuestra rutina diaria contiene muchas actividades que requieren atención proporcional. ¿Cuánto suele preocuparme la limpieza de mi hogar? ¿cocino a menudo? ¿disfruto al hacerlo en pareja o en familia? ¿qué he querido aprender siempre? ¿tengo libros pendientes o proyectos que no dejo de posponer?

El tiempo libre que representa la cuarentena (o aislamiento voluntario en algunos países) es eso, tiempo libre, no tiempo muerto. Esto no significa que debas forzarte a ser productivo todos los días, pero sí que es útil notar que aunque no hayan muchas cosas que hacer afuera, hay mucho que puedes hacer por tu bienestar en casa.

  • Haz ejercicio

La ansiedad por coronavirus parece ser igual de infecciosa, pero no tiene síntomas muy diferentes a la ansiedad común. Por ello, es importante recordar que toda forma de ansiedad puede manifestarse también con síntomas físicos (taquicardia, opresión en el pecho, insomnio, hábitos compulsivos, etc).

El ejercicio nos ayuda a reducir  los síntomas físicos de la ansiedad contribuyendo a mejorar nuestro estado mental.

Sean estiramientos, ejercicios de resistencia que no requieran mucha moción, cardio o pesas, finalmente el método que más se te adecué te ayudará si logras consumir toda esa energía de más que la cuarentena implica.

  • Racionaliza tus miedos

Los seres humanos tenemos una herramienta tan volátil como útil: la razón. Y evidentemente, preferimos usarla a nuestro favor, aunque no nos resulte sencillo siempre.

No todos los miedos son irracionales, solemos tener buenos fundamentos para preocuparnos y sobretodo en tiempos difíciles como este. Pero lo que puede ser irracional es la desproporción con la que permitimos que nuestros miedos nos afecten. ¿Qué tanto me afecta mi ansiedad por coronavirus?

Racionalizar nuestro miedo significa reconocer los límites de nuestra amenaza y nuestro poder sobre ella, y llegar a términos. Tal vez nunca ganes una pelea directa contra un león, pero puedes aprender qué zonas habita, a qué ruidos u olores le teme, cómo evitar sus agresiones y a qué distancia prudente mirarles. De la misma forma, podemos entender los límites de nuestra amenaza actual, y adaptarnos y actuar acorde.

  • Intenta métodos de relajación

Nuestro estado ansioso no es permanente. Recordar esto puede ayudarnos con la mentalidad de “un día a la vez”. Es decir, recordar que esto es una etapa de cambios por la que están pasando todos y es una batalla que solo podemos ganar con paciencia. En ese sentido, los ejercicios de relajación y manejo del estrés son algo que podemos practicar de forma rutinaria y que puede ayudarnos con el manejo de la ansiedad por coronavirus.

Ejercicios de relajación corporal hasta respiración, si te interesa saber más sobre métodos de relajación, haz clic aquí.

Limita el pensar en el problema a una hora del dia

Empezamos leyendo un artículo y terminamos por ver estadísticas y entrevistas por horas. Las preocupaciones nacidas del miedo nos pueden arrojar en una espiral de preocupaciones que solo acrecentan el malestar. No quiere decir que no debas informarte, pero es importante reconocer cuándo la preocupación se sale de control y quedamos a su merced.

Si es posible, limita tu “preocupación diaria”  a una o un par de horas al día, de manera que tengas un periodo bien definido en el que empiezas y terminas de consumir medios. Notarás que podrías sentirte mejor si inviertes la mayoría de tu tiempo en otras actividades

¿Es normal sentir ansiedad por coronavirus?

SÍ, es natural y perfectamente comprensible que te preocupe un problema a una escala tal como lo es el coronavirus. La cuestión no es si preocuparse o no, todos lo estamos. Pero es en momentos de mayor adversidad que la importancia de comprender nuestros miedos y su efecto sobre nosotros sale a la luz. Racionalizar nuestros miedos y aprender de métodos para controlar sus efectos son los primeros pasos para una mejor estabilidad emocional, con o sin un virus.

 

Recuerda que no hay nada de malo en buscar la ayuda que necesitas. Si crees que necesitas conversar con un psicólogo no dudes en contactarnos:

Para TERAPIA ONLINE  puedes escribirnos a contacto@terapiapsicologicalima.com o si estas en Perú llamar al 962-783032 para separar tu cita. 

¿Disfrutaste del artículo? ¡Compártelo!

Calificación:

1
Deje un comentario

avatar
1 Hilos de comentarios
0 Respuestas del Hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentarios más popular
1 Comentar autores
Esther Comentarios recientes de los autores
  Subscribete  
el más nuevo más antiguo más votado
Notificar de
Esther
Guest
Esther

Gracias por el articulo, desde que empezó lo del coronavirus no puedo dormir, me paso todas las noches pensando. Estos tips me ayudaran