Cómo saber si tengo ansiedad en pocos pasos

Por: María Andrea Ganoza

12 de marzo de 2020

saber si tengo ansiedad

Nervios antes de un examen, escalofríos frente a la idea de una presentación en el trabajo o quedarse despierto hasta tarde dando vueltas a las mismas preocupaciones. Estas sensaciones de inquietud son formas de ansiedad, una emoción tan normal como frecuente. Por ello, todos en algún momento nos preguntamos ¿cómo saber si tengo ansiedad?

Todos nos sentimos ansiosos en momentos que consideramos importantes (por lo general esta forma de reaccionar tiene buenos motivos), pero aunque es sensato mantener cierto nivel de preocupación frente a nuestros problemas, la ansiedad representa el descontrol de nuestras preocupaciones y miedos.

La mayoría de los casos de ansiedad suelen pasar rápidamente. Sin embargo, es importante distinguir entre tener sentimientos de ansiedad y los síntomas de un problema ansiedad crónica, que podría requerir de ayuda profesional. Sigue leyendo para averiguar sobre algunas formas de reconocer síntomas de ansiedad.

1.Sensación de peligro frecuente

Es común entre personas con ansiedad la sensación de peligro o incomodidad a menudo, incluso en ambientes que se considerarían comúnmente “seguros” (nuestra habitación en casa, la oficina, un restaurante).

Este síntoma de la ansiedad tiende a presentarse por la necesidad de permanecer en constante “alerta” frente a posibles peligros.

Al igual que el estrés, este síntoma de la ansiedad es el resultado de una reacción natural de autoprotección, pero llevada a más por el descontrol de nuestras emociones.

La pérdida frecuente de nuestra sensación de seguridad es un contratiempo emocional que es importante considerar tratar

2.Preocupación excesiva o pensar demasiado (overthinking)

La preocupación constante es una de las formas más comunes para saber si tengo ansiedad.

Las personas con ansiedad tienden a tener dificultades tratando las preocupaciones diarias de forma proporcionada.

Esta forma de tratar las preocupaciones puede manifestarse intensamente durante el día, llegando a veces a ser un obstáculo para llevar a cabo tareas con normalidad.

Las preocupaciones cotidianas pueden acrecentarse en personas con ansiedad. Los problemas pequeños pueden volverse un gran disgusto.

3.Sensación repentina de calor o escalofríos

El pulso acelerado y la respiración agitada son reflejos comunes frente al nerviosismo y la ansiedad.

Otros síntomas comunes son los escalofríos, la sensación de debilidad y las palmas sudorosas.

Se debe tener en cuenta que estas son reacciones físicas normales frente a situaciones de presión, pero en casos de ansiedad se podrían manifestar de forma más aguda y repentina.

Si sientes  este tipo de malestar físico en episodios de nerviosismo o ansiedad, tal vez te interese saber sobre cómo controlar estas reacciones.

4.Comportamientos repetitivos o compulsivos

Revisar constantemente el celular, asegurarnos de que esa cerradura está completamente cerrada, hacernos heridas en los dedos ignorando el molesto dolor que generará después: decimos que tenemos comportamientos compulsivos cuando realizamos una acción como estas de forma repetitiva y persistente.

Solemos recurrir a estos comportamientos involuntariamente a fin de aliviar la ansiedad. Aunque algunos resultan inofensivos, lo cierto es que en su mayoría representan hábitos contraproducentes o simplemente molestos que podrían hacernos daño a largo plazo (véase la ansiedad por comer).

5.Dificultad para dormir

Quedarnos despiertos hasta tarde dando vueltas en las sábanas y en nuestra mente; pensar y repensar el mismo problema cuya preocupación se rehúsa a desaparecer. Para alguien con ansiedad, el insomnio es una consecuencia común.

El insomnio suele ser un buen indicador para saber si tengo ansiedad. Y aunque no ha quedado claro aún cuál de los dos factores contribuye al otro primero, su relación es clara.

Es sabido, sin embargo, que el tratamiento de la ansiedad ayuda a combatir el insomnio y viceversa.

6.Dificultad para concentrarse

Es algo que nos ha pasado a todos: en una situación de estrés, se nos dificultará mantener la atención por períodos largos.

Naturalmente, una persona con ansiedad tenderá a sentirse bajo presión más a menudo o se verá sumido en preocupaciones con mayor facilidad, afectando a su desempeño.

La dificultad para concentrarse puede tener múltiples causas fuera de la ansiedad, por ello, es importante prestar atención al marco general en que este síntoma se presenta. Es decir, si podría estar relacionado o no a alguna otra señal de ansiedad o situación particular en nuestro día.

¿Por qué es importante saber si tengo ansiedad?

Sentirnos ansiosos constantemente puede representar un obstáculo en más de un aspecto de nuestras vidas. La preocupación constante sobre el futuro, el desgasto emocional por los problemas de una relación, las inseguridades al expresarnos. La ansiedad rara vez discrimina. Por ello, la podemos entender como una señal de que necesitamos recuperar el control sobre nuestras emociones.

Es importante aprender a reconocer cuándo la ansiedad está afectando nuestra calidad de vida para poder empezar a tomar los pasos necesarios para mejorar. Si crees que sufres de ansiedad frecuente, recuerda que no hay nada de malo en buscar la ayuda profesional necesaria.

 

  • Si consideras que tienes algún síntoma y quieres conversarlo con un psicólogo, escríbenos a contacto@terapiapsicologicalima.com o llama al 962-783032 para separar tu cita.

 

 

¿Disfrutaste del artículo? ¡Compártelo!

Calificación:

Deje un comentario

avatar
  Subscribete  
Notificar de