Aprende cómo evitar una crisis de ansiedad

crisis de ansiedad

“Últimamente cuando intento dormir me viene un miedo repentino en el pecho, me siento agitada, mi corazón empieza a latir muy rápido e incluso me cuesta respirar. ¿Qué es lo que me pasa?”

Ana empezó asistir a terapia por qué desde hace algunos meses tiene eventos repentinos donde siente mucha intranquilidad de repente. Sus emociones eran tan intensas que incluso las podía sentir físicamente. Estos eventos se estaban volviendo cada vez más frecuentes y empezó a sentir que ya no tenía control sobre lo que le sucedía. Sentía una mezcla de miedo y agitación que la tomaban de sorpresa y que afectaban su tranquilidad y estabilidad.

Sin embargo, Ana no es la única, las crisis de ansiedad son problemas cada vez más frecuentes entre mis pacientes y amigos.

Estudios a nivel mundial han mostrado que la ansiedad es uno de los problemas de salud mental más comunes en todo el mundo, afectando tanto a niños y adultos de toda condición. Y, a diferencia de lo que se cree, la crisis de ansiedad no son algo inusual o un signo que indica que nos estamos volviendo locos. Lamentablemente, son mucho más comunes de lo que se creen, pero no todas las personas son conscientes de ellas o tienen el conocimiento para saber cómo afrontarlas.

 

Tienes más posibilidades, la ansiedad no es tu única opción

Varios de mis pacientes suelen tener crisis de ansiedad cada cierto tiempo. Casi resignados han ido acostumbrándose a ellas. Sin embargo, pese a ser reacciones comunes las crisis de ansiedad pueden ser controladas.

El no saber cómo reaccionar frente a una crisis de ansiedad puede afectar enormemente nuestra sensación de bienestar. Incluso resignados podemos llegar a estigmatizarnos como una persona ansiosa que no tiene remedio.

Sin embargo, la ansiedad no tiene porqué dominar tu vida. Aunque suene difícil, con determinación puedes elegir cómo sentirte frente a una situación de ansiedad e incluso puedes diseñar alternativas para evitarla.

Aquí te ensañaremos algunos tips que pueden serte de ayuda para esos momentos.

 

Primero, ¿Qué es la ansiedad?

Nuestra mente tiene diferentes formas de reaccionar frente a una situación de amenaza. La ansiedad, es una respuesta común ante algo que nos provoca miedo o incertidumbre. A grandes rasgos, la ansiedad aparece cuando nos enfrentamos a algo que puede potencialmente alterar – aunque sea ligeramente- el orden de nuestra vida. Entonces, nos sentimos amenazados.

Podemos sentirnos ansiosos por diferentes tipos de situaciones: una entrevista de trabajo, salir con gente nueva, mudarnos de país, etc. Como verás estas son situaciones extraordinarias que alteran nuestra sensación de tener todo bajo control.

Por otro lado, las crisis de ansiedad, son estados de ansiedad extrema, donde los síntomas tanto físicos como emocionales se intensifican.

Generalmente se experimenta como una avalancha repentina de miedo o de malestar emocional acompañada por una serie de síntomas físicos, cuya intensidad incluso puede llegar a confundirse con una enfermedad o un ataque al corazón.

 

Síntomas físicos de una crisis de ansiedad

Cuando pasamos por una crisis de ansiedad generalmente tenemos sensaciones donde creemos perder el control haciendo que nuestro miedo se incremente aún más:

  • Palpitaciones aceleradas y/o aceleración del pulso
  • Presión en el pecho
  • Sudoración excesiva
  • Dificultad para respirar con normalidad o sensación de ahogo
  • Mareos o sensación de desmayo
  • Nudo en el estómago
  • Tensión muscular, principalmente en la cabeza y cuello

 

Algunos síntomas emocionales pueden ser:

  • Preocupación constante
  • Dificultades para concentrarse
  • Pensamientos acelerados e incontrolables.
  • Problemas para dormir
  • Irritabilidad
  • Constante sensación de alerta

Estos síntomas en general drenan enormemente nuestra energía. Cuando este tipo de situaciones o se vuelve una constante en nuestra vida puede conducir a estados de cansancio emocional, lo que genera problemas adicionales en nuestro bienestar

 

No sé por qué tengo crisis de ansiedad… ¿A qué se deben? Posibles causas

No todos pueden determinar con claridad de dónde proviene su ansiedad. Puede deberse a más de una causa, pero comúnmente como hemos visto surgen por situaciones donde creemos que nuestro bienestar puede verse alterado o amenazado.

Las causas más comunes de las crisis de ansiedad que veo entre mis pacientes son:

  • Presión por el trabajo
  • Stress financiero
  • Separación de la pareja
  • Duelo
  • Cambios importantes en nuestra rutina, como cambio de casa, mudarse a otro país o cambiar de trabajo.

 

 

Pero, ¿por qué algunas personas tienen crisis de ansiedad y otras no?

Si tienes crisis de ansiedad con frecuencia, antes de juzgarte es importante que sepas que todos estamos potencialmente predispuestos a pasar por crisis de ansiedad en algún momento de nuestra vida.

En lo que nos diferenciamos es en las estrategias de afrontamiento que tenemos frente a un suceso que percibimos como amenaza.

Sin embargo, todos tenemos posibilidades para hacer frente a las situaciones que gatillan la ansiedad.

 

LO QUE DEBES SABER PARA EVITAR UNA CRISIS DE ANSIEDAD

1.Entender el origen de nuestra ansiedad.

Si sabes o crees que estás atravesando por crisis de ansiedad y no sabes a qué se debe, nuestra sugerencia es que analices qué situaciones presentes o futuras pueden estar gatillar esa sensación.

¿Tienes una entrevista de trabajo? o ¿Miedo por el futuro? Localizar su origen es fundamental para que puedas puedes pensar en cómo darle una solución sin que se vea sacrificado tu bienestar.

Es importante prestar atención a lo que origina nuestra crisis de ansiedad. ¿Qué pensamientos vienen a mi mente? ¿Ante qué tipo de situaciones aparecen los síntomas?

Conocer lo que gatilla tu ansiedad te ayudará a prevenirla y te dará la capacidad de desarrollar estrategias para poder evitarla.

 

2. Dejar ir aquello que no puedes controlar

Es importante también identificar si lo que genera nuestra crisis de ansiedad es algo que podemos cambiar o controlar.

Si lamentablemente es una situación que no depende de ti y no se encuentra bajo tu control, lo recomendable es aprender a aceptar la situación y dejarlo ir. Esto, es de hecho lo que se denominada como madurez emocional.

Si este punto es muy difícil para ti, la terapia podría ser útil para ayudarte a soltar y entender tus resistencias.

 

3. Racionaliza la situación

Una vez localizada la situación que causa tu crisis de ansiedad te invitamos a tratar de reinterpretar la situación desde una perspectiva más práctica. Generalmente cuando tenemos una crisis de ansiedad estamos anticipándonos de manera negativa frente a una situación determinada.

Creemos que se ve amenazado nuestro bienestar, pero, ¿realmente es así? ¿tenemos constancia de eso? En ocasiones, nuestros miedos influyen en nuestra perspectiva y nos hacen magnificar las cosas. Es importante tratar de “quitarle peso” a la situación tratando de ver las cosas con un enfoque más racional.

Aquí es útil hacernos preguntas cómo ¿Qué es lo peor que podría pasar? ¿Podría hacer algo para evitarlo? ¿Realmente que tan probable es que eso ocurra?

 

4. Ver las situaciones difíciles como un desafío y no como un problema

Aquello que vemos como una amenaza puede ser una oportunidad de crecimiento personal. Quizás se trate de un miedo que arrastramos desde hace mucho y que hemos estado evitando, sin embargo, aquel miedo podría tratarse de un obstáculo en nuestro desarrollo personal.

Tu malestar es un síntoma que indica que debes prestar atención a la causa de fondo y transformar esa ansiedad en un desafío para tu crecimiento personal.

 

 

5. Cambia el foco de tu atención

Cuando una crisis de ansiedad nos invade tenemos nuestra mirada fija en lo que estamos experimentando en ese momento.

Aquí es importante reconocer que tienes el poder de elegir cómo sentirte. Puedes tomar la decisión de no querer enfocarte en tu sensación de ansiedad y en su lugar realizar una actividad que desvíe tu atención del problema.

Para algunos pacientes es útil hablar con algún amigo, hacer actividad física o incluso mirar una serie divertida. Por lo general, cuando dejamos de prestarle atención a las sensaciones negativas estas suelen desaparecer o pierden fuerza. Lo importante es darte cuenta que tienes opciones a la mano para poder sentirte mejor y motivarte a ver más allá del problema.

6. Técnicas de relajación

Los métodos de relajación han traído mucho beneficio a mis pacientes. Consisten en enfocar tu mente y cuerpo en el momento presente. Esto nos ayuda a aquietar nuestro estado mental y en consecuencia la corriente de pensamientos y las sensaciones corporales se relajan.

Actualmente la meditación y el mindfulness son herramientas útiles que pueden ayudarte a recuperar tu bienestar. Si te interesa saber más sobre técnicas de relajación, haz clic aquí.

 

7. Comparte lo que sientes

Estudios han demostrado que compartir lo que sientes ayuda a reducir el estrés y la ansiedad. Podrías apoyarte en algún amigo o incluso escribir al respecto.

Sin embargo, si no sabes por dónde empezar, un terapeuta puede ayudar a identificar la causa de problema y a aprender a soltar la ansiedad cuando ya no es útil.

También te pueden interesar otros artículos relacionados:  ¿Cómo saber si tengo ansiedad en pocos pasos? , Ansiedad por Coronavirus, 6 tips para manejarla

Si sientes que requieres de ayuda profesional, nuestro enfoque en terapias para el duelo puede resultarte útil. Puedes comunicarte con nosotros para una terapia en línea y escribirnos a contacto@terapiapsicologicalima.com o si estas en Perú llamar al 962-783032 para separar tu cita.

Todos los derechos reservados para psicologos en lima de terapia enfocada en soluciones

 

Temas de interés

Terapia de pareja

TERAPIA PSICOLÓGICA ONLINE

TERAPIA FAMILIAR

ORIENTACIÓN VOCACIONAL

DESARROLLO PERSONAL

ANSIEDAD

ESTRÉS

DEPRESIÓN

INSEGURIDAD Y AUTOESTIMA

CONTROL DE LA IRA

ATAQUES DE PÁNICO

VIOLENCIA SEXUAL

DUELO

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Qué sientes cuando te da un ataque de ansiedad y cómo evitarlo? - […] Si tus momentos de ansiedad son aislados o esporádicos y no son eventos tan intensos como los que se…
  2. ¿Cómo combatir la ansiedad y sus síntomas? - Terapia Psicológica Lima - […] Aprende cómo evitar una crisis de ansiedad […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Deseas agendar una cita?
Consúltanos