Tips prácticos sobre psicología de pareja

Todas las parejas pasan por temporadas buenas y malas. Incluso la mejor relación puede tener conflictos y atravesar por malos momentos. En realidad, tener problemas de pareja no es algo necesariamente malo o significan el fin de la relación.

En una relación los problemas son algo normal y muchas veces inevitables.  Cada persona trae consigo un sistema de creencias, hábitos y actitudes diferentes.  Estas diferencias son parte de la riqueza de la pareja, pero si no aprenden a coexistir, también pueden gatillar una serie de dificultades.

Estar en pareja es un espacio de crecimiento personal. Aprender a ser paciente, empático con las necesidades del otro y aprender a dar contención, son aspectos que desarrollamos en pareja y que nos pueden servir para relaciones de cualquier tipo.

Pero, aunque esto suene sencillo, llevar este entendimiento a la práctica y a tu rutina de pareja puede ser extremadamente difícil.

Principalmente cuando llevas tiempo discutiendo con tu pareja, el desgaste emocional puede jugar en contra a la hora de buscar soluciones que sean convenientes para ambos. Piensan en la situación una y otra vez y no encuentran una solución posible para sobrellevar sus diferencias y continúan sumergiéndose en un ciclo de peleas que parecen interminables.

 

Psicología de pareja. Una guía para superar los problemas de tu relación

Como terapeuta en psicología de pareja creo que los conflictos dentro de una relación pueden ser superables cuando existe la voluntad genuina de querer que la relación realmente funcione.

Si a pesar de las peleas y el distanciamiento aún ves potencial en tu relación y crees que esa persona aporta en tu bienestar, te invitamos revisar esta pequeña guía con tips desde el enfoque de la psicología de pareja, para que tu relación pueda ser como antes e incluso mejor.

 

Las cuatro dimensiones de una relación significativa. Psicología de pareja

Existen cuatro características para que una relación funcione y se sostenga en el tiempo a pesar de las dificultades. Con la interacción y el desgaste cotidiano puede pasar que alguna de estas cuatro condiciones presente problemas.

A continuación, te invitamos a revisar cada uno de estos ámbitos y a identificar dónde tu y tu pareja están teniendo problemas para que aprendan cómo resolverlos.

 

1.Ser amigos

Ser pareja y amigos no es algo excluyente. En una relación, además de la intimidad sexual es importante la intimidad afectiva, donde haya un sentido de confianza, compañerismo y de complicidad en el que ambos se sientan cómodos y acompañados.

A veces por el peso de las responsabilidades y lo monotonía dejamos de cultivar esa intimidad y prestamos menos atención a los interés y necesidades de nuestra pareja como persona.

Para reconstruir el vínculo con tu pareja es útil reactivar la amistad.  Tómense un tiempo para conocerse en otros niveles.  Con el tiempo las personas vamos cambiando y tenemos que volver a conocernos mutuamente. Dense un tiempo para preguntarse acerca de sus problemas personales, sus miedos, sueños y metas.

 

2.Aprendan a manejar los conflictos

Es normal que las parejas tengan discusiones. Pero es importante que “aprendan a discutir” de una manera en que la puedan crecer o mejorar a partir de esa discusión.

Por eso, antes de discutir como habitualmente lo hacen es importante que:

-Controlen sus emociones. No inicies una conversación si tu o tu pareja tienen una carga emocional encima. Es difícil solucionar un conflicto si sientes ira o tristeza.

-¡Pide un tiempo fuera! Si las emociones son muy intensas es preferible que tomen distancia. Tómense unas horas y acuerden conversar más tarde. Aquel tiempo ayudará apaciguar las primeras reacciones que generalmente tienen una carga emocional negativa.

-Ten en mente los aspectos positivos de tu relación. Pese al momento terrible que puedan estar pasando, cada pareja tiene aspectos valiosos. Así como tienes una cuenta de ahorros bancaria, también tienes una cuenta de ahorros emocional que esta compuesta por todas esas cosas que te gustan de tu pareja. Pueden ser recuerdos, detalles de afecto, su contención, etc. Cuando te sientas molesto porque tu pareja no actuó conforme a tus expectativas, es muy útil revisar estos ahorros emocionales.

 

3. Sexualidad

La sexualidad es otra manera de compartir intimidad.  Es en sí misma, una forma de comunicación con tu pareja. Por eso, es útil cuidar de este espacio y prestar atención a los problemas que puedan presentarse.

Con el tiempo el deseo inicial puede disminuir o algunas parejas tienen problemas para sentirse satisfechos en esta área.  Es importante que la pareja pueda disfrutar de su sexualidad sin temores, ansiedad o culpas.

Si tu y tu pareja tienen problemas sexuales es necesario descubrir las causas. El coaching sexual puede ser de ayuda para establecer estrategias que reactiven el deseo sexual o aprendan a tener una sexualidad plena.

 

4 Tener un proyecto en común

Aunque tengan necesidades y ambiciones distintas a nivel individual, es importante que también establezcan un proyecto de pareja.

Los proyectos de cada uno no tienen que ser idénticos. De hecho, es muy enriquecedor que cada uno conserve una parte personal.  La renuncia total de los sueños de una de las partes o someterse a los deseos del otro sin prestar atención a las necesidades personales puede resultar contraproducente en un largo plazo.

Probablemente no puede darse un crecimiento simultáneo de los proyectos personales, pero si alternado. Por eso, es importante encontrar un equilibrio en el que los planes vitales de ambos puedan coexistir.

 

Es importante nutrir cada uno de esos ámbitos en la vida de pareja. Pero muchas veces el cansancio emocional nos resta perspectiva para establecer soluciones concretas que sean beneficio para ambos.

Si consideras que ese es tu caso, también es útil asistir a una terapia de psicología de pareja donde un profesional los guie imparcialmente a identificar las causas de las dificultades y a enfocarse en los recursos que la relación tiene.

 

Una terapia de psicología de pareja los ayudará a:

  • Aprender a discutir de forma constructiva
  • Dejar ir el resentimiento
  • Resolver sus conflictos de pareja
  • Mejorar su vida sexual
  • Aprender a construir un proyecto en común.

 

¿Necesitas un acompañamiento?

Nuestros psicologos son especialistas en psicología de pareja y pueden asesorarte en este camino. Para TERAPIA ONLINE puedes escribirnos a contacto@terapiapsicologicalima.com o si estas en Perú llamar al 962-783032 para separar tu cita.

Todos los derechos reservados para psicologos en lima de terapia enfocada en soluciones

 

Temas de interés

Terapia de pareja

TERAPIA PSICOLÓGICA ONLINE

TERAPIA FAMILIAR

ORIENTACIÓN VOCACIONAL

DESARROLLO PERSONAL

ANSIEDAD

ESTRÉS

DEPRESIÓN

INSEGURIDAD Y AUTOESTIMA

CONTROL DE LA IRA

ATAQUES DE PÁNICO

VIOLENCIA SEXUAL

DUELO

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Deseas agendar una cita?
Consúltanos