¿Tengo dependencia emocional?

Muchas personas llegan a consulta preguntándose ¿Tengo dependencia emocional?, sacan estas ideas de artículos de internet sin mucho fundamento o de psicólogos que no saben hacer bien su trabajo y terminan haciendo más daño.

¿Qué significa ser dependiente emocional?

Es creer que nuestra felicidad depende de algo externo (una pareja, un estatus social, un trabajo específico, salud, etc.) y cuando no lo obtenemos nos sentimos infelices.

Cuando hablamos de dependencia emocional se suele ligar al ámbito de pareja, sin embargo, si vemos nuestro día a día podremos notar que lo trasciende y que estamos más enganchados de lo que nos gustaría admitir.

En este sentido, todos tenemos cierto grado de dependencia emocional. Todos buscamos obtener lo que nos gusta y huir de lo que no nos gusta. Es parte natural de ser un ser humano.

Signos de dependencia emocional:

  • No hacernos responsables sobre cómo manejamos nuestra vida. Que uno decida sobre su propia vida es esencial, de lo contrario siempre estaremos culpando a los demás de lo que nos sucede

Sin embargo, es difícil no caer en este círculo porque tenemos muchas emociones que interfieren y hábitos que no nos ayudan, el día a día nos termina haciendo creer que lo externo es responsable de cómo nos sentimos. Y cuando empezamos a responsabilizar a nuestra pareja por nuestra infelicidad la relación se vuelve tormentosa.

¿Cómo trabajar la dependencia emocional?

Es imprescindible enfocarnos en estar bien con nosotros mismos.

1.- Tener claro nuestros objetivos.

2.-  Eliminar la culpa y la autocrítica

3.- Empezar a responsabilizarnos sobre cómo llevamos nuestras vidas.

Sin embargo, esto último ES MUY DIFÍCIL

Por ello, es importante tener un plan de acción con herramientas que nos ayuden a lograrlo. Si seguimos pensando y haciendo lo mismo va a ser muy difícil cambiar.

Aquí algunos tips:

    • Podemos buscar un acompañamiento emocional a través de una terapia psicológica.
    • Desarrollar hábitos de auto cuidado que nos permitan trabajar en el día a día nuestro desarrollo personal.
    • Aprender a meditar (mindfulness), esta práctica tiene cada vez más investigación que la respalda.

Si logramos disfrutar de las relaciones y acontecimientos buenos de la vida sin apegarnos a ellos podremos alcanzar una felicidad duradera. Si nos entrenamos en poner un poco de distancia y ver las dificultades como oportunidades, podemos desarrollarnos muy rápido. Puedes lograr ser feliz sin pareja y no tienes que pensar en volver con tu ex; sino empezar una nueva vida contigo misma, aprendiendo a ser verdaderamente feliz.

Prensa

Separa tu cita

Artículos Recomendados

Antes de continuar...
Admitir que tenemos dificultades no es siempre fácil, pero es el primer paso para empezar a salir de las mismas.
Puedes cerrar este mensaje y seguir navegando. No te preocupes, no lo volveremos a mostrar.
Antes de continuar...
Admitir que tenemos dificultades no es siempre fácil, pero es el primer paso para empezar a salir de las mismas.
Puedes cerrar este mensaje y seguir navegando. No te preocupes, no lo volveremos a mostrar.